mi boda

Mi estilo

Para mi la pareja es lo primero, el día de la boda es tu día, y necesitan su momento y su  espacio… Estar con los invitados. Mi filosofía es la de “sin posados, ni interrupciones”, respeto al máximo tu forma de ser  y momentos como pareja.

Creo que para que puedan disfrutar realmente de la boda, no tendrías que recibir instrucciones de nadie, tampoco del fotógrafo. Por eso intento que mis reportajes sean naturales, sin mi interferencia.  Seré un testigo más de ese día, intentaré pasar desapercibido y recogeré aquellos que ustedes mismos me den.

Una boda no puede representarse sólo con imágenes bien capturadas pero vacías de contenido emocional, ni tampoco con algo sumamente emotivo, pero sin base técnica, formación ni experiencia. Me exijo  mucho en mi trabajo y al mismo tiempo lo mimo tanto como puedo. Me gusta concidir con parejas que aprecien lo mismo, que piensen que la persona que va a capturar su boda debe ser alguien que no se comporte como un extraño y sepa involucrarse en algo tan importante y especial.

 

opción dos fotógrafos

-Cobertura de preparativos por separados.

-Un fotógrafo con la novia y otro con el novio.

-Llegada a la iglesia, la ceremonia y en la celebración.

Cuento con la profesionalidad de alguien curtido en este campo, con quien es muy fácil trabajar. Que cubramos dos fotógrafos tu boda, es lo ideal. La cobertura de un evento así se vería  multiplicado y por defecto, con mejor resultado final. Otro punto de vista que enriquece. 

 

La preboda, importante para mi

No es un capricho, que le de tanta importancia a este punto. La preboda va incluido en el precio. La boda la tienes que preparar bien y que mejor que comenzar por las fotos y el recuerdo que les quedará tras el evento. No quiero que posen, pero ¿quién no tiene miedo a colocarse delante de una cámara? Es por ello que realizamos esta pequeña sesión. De este encuentro sadrán fotos y allí les podré demostrar que no hay que tener miedo a la cámara porqué no estarán pendiente de ella. Esto es un paso muy importante para que se olviden de mí el día de la boda. En resumen, lo que no quiero, es que ese día estuvieran pendiente del fotógrafo (que espero ser yo), sino de vivir y disfrutar cada momento.

¿Qué entrego?

Cada vez más, la tendencia entre los clientes es pedir las fotos en formato digital.  Muchas personas me escriben pidiendo presupuesto y me comentan que sólo quieren los archivos, no quieren nada más. Pero por supuesto que quieren algo más: la tranquilidad de saber que esos “negativos” digitales están bajo su almohada y así poder dormir más tranquilos, o la comodidad de poder encargar las copias o álbumes por su cuenta. Quiere poder tomar esa decisión cuando le apetezca y como le apetezca, quiere poder elegir el proveedor que se encargará de reproducir esas copias o álbumes.

1. Entre 700 y  1.000 fotos sumando preboda y boda. Si salen más, se las regalo. La entrega la realizo en una caja de madera, donde añado un pendrive y  15 fotos tamaño 15x20 impresas en papel de alta calidad. 

 2. Acceso al area cliente para ustedes e Invitados (si lo creen oportuno). Esta es una parte muy importante, puesto que dotando de una sola clave, se podrán evitar el "engorroso" momento de "pásame mis fotos". Cada cual podrá entrar a la nube que les habré habilitado antes, y descargarse cuantas veces quieran las fotos. Las fotos estarán aquí un plazo de un año, contando desde el día de la entrega de todo el trabajo.

3. La entrega digital siempre está en dos formatos. Formato para impresión papel, y formato para redes sociales. La imagen es mucho menos "pesada" y genera menos tráfico de datos que la anterior. Así podrás publicar los momentos de ese día, evitando Facebook, Instagram o Twitter, te compriman demasiado las imágenes.

Obsequios:

-Vídeo resumen de las mejores fotos de la boda.

¡Si quieres seguir viendo trabajos, pincha aquí